ADMINISTRACIÓN DE FINCAS EN ZARAGOZA

Centro: 976233075   |   Actur: 976737903   |   Universidad: 976352867   |   Goya: 976223768

Rectificar un acta de una junta de propietarios

Cuando en un acta hay algún error, inexactitud o no se reflejan correctamente los acuerdos adoptados, un propietario tiene el derecho de pedir una rectificación de la misma. Según la Ley de Propiedad Horizontal, cualquier vecino puede pedir rectificar un acta de una junta de propietarios siempre que el error aparezca redactado en la misma. 

Os contamos cómo es el proceso para rectificar un acta y en qué situaciones se puede solicitar la rectificación.

 

Pasos para rectificar un acta de una junta de propietarios

Tras una junta de propietarios, y dentro de los diez primeros días naturales, el secretario o administrador de fincas debe cerrar y, posteriormente, enviar a todos los propietarios el acta de la correspondiente reunión. Las actas no incluyen exhaustivamente todo lo hablado en la Junta sino los puntos más importantes: presentes, acuerdos adoptados, fecha y hora, lugar, nuevos cargos, etc. 

Cuando el acta se envía a los propietarios y se incluye en el libro de actas, se trata ya de un documento legalizado que no se puede modificar al libre albedrío. Se trata de un proceso más complejo.

Por ello, cuando al leer el acta, algún propietario detecta un defecto o error, debe pedir al administrador de fincas la subsanación del acta. Cualquier propietario puede pedirla pero es conveniente que se haga por escrito para dejar constancia la solicitud. 

Según especifica la Ley de Propiedad Horizontal en el artículo 19.3, serán subsanables los defectos o errores del acta siempre que la misma exprese inequívocamente la fecha y lugar de celebración, los propietarios asistentes, presentes o representados, y los acuerdos adoptados, con indicación de los votos a favor y en contra, así como las cuotas de participación que respectivamente suponga y se encuentre firmada por el presidente y el secretario.

Una vez recibida la solicitud, la subsanación la deben ratificar el resto de comuneros en la siguiente Junta de Propietarios, por mayoría simple. 

Si la Junta votase en contra de subsanar el error del acta, el promotor de la votación tendrá tres meses para impugnar la no rectificación ante el Juzgado. En ese caso, será el juez el que determine si se procede a la subsanación o no.

 

Cómo se modifica el acta tras la subsanación de un error

Cuando la Junta aprueba la corrección del error, se debe hacer una diligencia de subsanación e incorporar la misma al libro de actas, indicando cuál es el error y cuál la corrección.

Bajo ningún concepto se puede tachar y escribir encima de la misma acta, ya que eso se consideraría manipulación. Tampoco ningún propietario puede exigir que se incluya la modificación en el libro de actas sin que lo haya aprobado la Junta, máximo organismo de gobierno de una comunidad.