ADMINISTRACIÓN DE FINCAS EN ZARAGOZA

Centro: 976233075   |   Actur: 976737903   |   Universidad: 976352867   |   Goya: 976223768

Instalar puntos de recarga de coches eléctricos en la comunidad de vecinos tiene bonificación

Las comunidades de vecinos están sujetas a diferentes impuestos derivados de ingresos por actividades económicas (si por ejemplo colocan anuncios en las fachadas o alquilan zonas comunes); por rendimientos profesionales del trabajo (si tienen contratados conserjes o porteros, por ejemplo); o al calendario tributario anual. Normalmente, estos asuntos no deberían preocupar a los vecinos, ya que de ellos se encarga el propio administrador de la finca.

Sin embargo, a partir del año 2020, parece que las Comunidades de vecinos de Zaragoza van a poder acogerse a una nueva bonificación fiscal. Con la simple condición de instalar puntos de recarga coche eléctrico en los garajes de la comunidad de vecinos, las fincas de propietarios podrán bonificarse un 95% en el ICIO, el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Se trata de una ordenanza local que entrará en vigor en el año 2020 y que se aprobó ayer por unanimidad en la comisión plenaria de Presidencia, Hacienda e Interior del Ayuntamiento de Zaragoza. Este acuerdo supone un gran ahorro para las Comunidades de vecinos.

Este plan coincide con el que ya se ha promovido este año a través de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda. Se han consignado 200.000 euros en una línea específica para instalar puntos de recarga de coches eléctricos en el interior de los garajes de las comunidades de vecinos. Y otros 2,2 millones para, además, rehabilitar viviendas anteriores a 1980. En total, 33 bloques de pisos de la ciudad han pedido estas ayudas para 260 viviendas.

Precio de instalar un punto de recarga para coches eléctricos en un garaje comunitario

Un punto de recarga de vehículos eléctricos es una toma de corriente eléctrica a la que se le conecta un cable para cargar la batería de los coches eléctricos. Con el aumento de ventas de estos coches, se ha hecho casi imprescindible el instalar un punto de carga en los garajes para poder alimentar a estos vehículos. El precio para instalar un punto de recarga en un garaje comunitario puede rondar entre los 1000 y los 2500 euros, dependiendo del proveedor, el técnico que haga la instalación o las dificultades que puedan surgir durante el proceso.

En Zaragoza existen también 50 puntos de carga para coches eléctricos municipales

Además hay que tener en cuenta los tipos de carga, el tiempo, la potencia contratada y muchos otros aspectos que podrán aumentar el coste del mismo. La recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia) todavía no está muy extendida en España. La más abundante es la carga normal, que varía entre 10A y 16A, hasta 3,7 kW de potencia. También existe una semirápida, que aumenta la velocidad a 22kW.

Antes de instalar un punto de carga de vehículos eléctricos, por tanto, habrá que pedir diversos presupuestos, y valorar cuál de ellos se adapta más a las necesidades de nuestra Comunidad.

Instalar un punto de carga individual de vehículos eléctricos en un garaje comunitario

Si has adquirido un coche eléctrico, y tu Comunidad no tiene (ni se plantea tener) un punto de recarga para vehículos eléctricos en la comunidad de vecinos, puedes instalarlo en tu plaza de manera individual. Además, el artículo 17.5 de la Ley de Propiedad Horizontal ya recoge este supuesto y facilita la instalación de un punto de recarga de coche eléctrico en un garaje comunitario para uso privado.

El artículo dice que la instalación de un punto de recarga de vehículos eléctricos par uso privado en el aparcamiento del edificio, solo requerirá de una comunicación previa a la comunidad. Por lo tanto, no hay que someterlo a una votación y aprobación por parte de la junta.

El coste de dicha instalación y el consumo de electricidad correspondiente serán asumidos, íntegramente, por la persona o personas interesados en la misma.

La instalación es relativamente sencilla. El objetivo es hacer llegar un cable hasta nuestra plaza de garaje. Obviamente la dificultad variará con la distancia que haya que recorrer hasta nuestra plaza, y de las barreras arquitectónicas que haya que superar. En general no deberían ser necesarias las obras de albañilería, puesto que los cables irían tapados por conductores de plástico. Sin embargo, el proveedor sabrá qué solución es la mejor.

También hay que tener en cuenta que no todos los coches tienen el mismo conector de carga, y que dependerá de la marca. En Europa predomina el Tipo 2 y poco a poco las marcas se están adaptando a este conector.